domingo, 22 de abril de 2018

DONDE COMPRAR MI MASCOTA:


Tomar la decisión de que alguien vaya a formar parte de nuestra familia, independientemente del tipo de familia que seamos, y el número de miembros que ya la compongan, bien seamos solo una persona o muchas, y tengamos o no más animales conviviendo ya con nosotros, no es tarea fácil. Y más si se trata de una mascota, en este caso un perro, que va a vivir con nosotros, una cantidad de años considerables (yo tengo algunas con 19 años).

Centrándonos en el tema de las mascotas, que para eso voy a dedicar este tiempo, son muchos los puntos que debemos tener en consideración: desde la raza, su tamaño, y dependiendo de esto otros factores como: si tenemos espacio suficiente, si vamos a viajar mucho, nuestro presupuesto, donde comprarlo. Poco a poco iré intentando desenmarañar todos estos temas, y muchos más, como por ejemplo el pedigree. Pero más adelante.
Un punto importante a tener en cuenta es ¿Adopto o compro?. Es cierto que las protectoras están llenas de perritos deseando que les demos todo el amor y cariño que se merecen, y antes de nada, vaya por delante todo mi apoyo a la labor que hacen en estos centros. Pero tampoco debemos demonizar a aquellas personas que prefieren comprar un perro. Hay muchos motivos para hacerlo: los tenemos desde bebés, escogemos nosotros su raza por nuestras necesidades específicas o simplemente porque nos gustan. Que adoptamos, genial, que compramos con conocimiento y sensatez, pues también genial.

Una vez que hemos sopesado todos los puntos, y nos decidido por una raza concreta, se plantea uno de los temas más delicados y en que debemos andarnos con mucho ojo: ¿Dónde consigo mi mascota?. Y es un tema bastante delicado, porque la variedad de ofertas que hay es tan grande, que podemos volvernos locos a la hora elegir: tienda de animales, criador profesional, el amigo de mi amiga que su perrita ha tenido una camada, un particular que se anuncia…. Internet. Actualmente este es uno de los medios más utilizados, entre otras cosas, porque la actual legislación vigente, por fin, cada vez permite menos las mascotas en escaparates (lugar que tanto estrés les causa).
No es fácil, y nuestro presupuesto suele mandar sobre el tema, pero, para tener el máximo de garantías posibles, aquí vienen mis consejos, que quiero que sean lo más asépticos posibles, donde indico lo que se debe sopesar en la toma de decisiones. Pero antes, hay que tener en cuenta una división bastante importante: Profesional o particular:
-          Comprar a un particular tiene la ventaja a corto plazo que suele ser más barato: ellos no tienen que pagar impuestos, ni mantener unas instalaciones, no tienen revisiones periódicas del Seprona o de Hacienda… sus gastos de electricidad o agua no se disparan… Si, los tienen en casa, dándoles mucho amor y cariño, pero: ¿sabrá solventarles una duda sobre su perrito?? Dejando de lado que estamos fomentando el dinero negro, con lo que todos perdemos, un particular rara vez va a saber ayudarle, y por supuesto, quizá pueda conocer a los padres de su cachorro, pero difícilmente a sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos… que son los que le van a trasmitir la genética del perro, o si, hagan memoria de la teoría de los famosos guisantes de Mendel que estudiábamos en el cole. ( http://www.biopedia.com/los-guisantes-de-mendel/ )

-          Las tiendas suelen ser intermediarios entre criadores particulares y/o profesionales con el vendedor final. Es muy difícil encontrar tiendas que tengan su propio centro de cría. El precio se duplica, y mezclan perros procedentes de diferentes criadores, con los problemas de salud que pueden generar. Además, y como ya he comentado, la exposición de los cachorros a la visita de muchas personas o bien a los escaparates les genera mucho estrés. Pero al menos, ellos son legales.

-          Criador profesional: este es uno de los puntos más complejos. Hay muchos y muy buenos criadores, gente profesional que ama a los perros y que se desvive porque tengan muy buenas condiciones de vida. Y hay muchos criadores que solo piensan en el dinero, que compran sus cachorros en los países del Este de Europa, por muy poco dinero y los venden como si fueran nacionales a precios más elevados pero muy competitivos. Y estos son los que dan la mala fama a los que nos desvivimos por nuestros perros y sobre todos los que traen perros enfermos y con muchos problemas genéticos. Hay muchos documentales en internet y en la televisión al respecto.  (Imágenes bastante duras) https://www.youtube.com/watch?v=u1viea-DVXE
(NOTA: La edad mínima para la venta es 60 días. La edad mínima para la importación es de 90 días)

Tanto si nos decidimos por una tienda como por un criador profesional, recomiendo tener en cuenta:
Que solo vendan o críen como mucho 4 ó 5 razas, así serán expertos en las mismas. Los multicriadores (criadores que le ofrecen cachorros de todas las razas) no son especialistas.
-         - Hacer investigación al respecto. Buscar en internet, en Facebook, en redes sociales toda la información sobre ellos. Cuando las personas tienen malas experiencias suelen comentarlo.
-         - Investigar un poco los anuncios, cuando se repiten siempre las mismas fotos, cuando esas fotos no llevan marca de agua, (excpecto la página web de vibbo que no permite poner marca de agua) si ofrecen varias razas de cachorros con la misma información en diferentes anuncios, no suele ser una buena señal.
-        - Que tenga página web y que esté actualizada. Fijarse mucho en las fechas de nacimiento de los cachorros, la actualización de la web, etc.
-         - En el caso del ratón de Praga, si se lo ofrecen con pedigre… bien, esta raza NO TIENE PEDIGRE.. (el próximo post tratará de este tema).
-         -Y todo aquel cachorro que se venda con menos de 3 meses, no debe llevar micrcochip. La ley solo obliga a partir de los 3 meses. Y ojo que el microchip y el pasaporte sea español, con usted como primer propietario. Nunca microchip 0 (cero) o sin dar de alta.

Y un último consejo: NADIE VENDE DUROS A 2 PESETAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario